Esto es lo que pienso del Trance

Hace 17 años que empecé a ser un DJ. Claro, como todos, dentro de mi habitación y con lo poco o mucho que tenía a la mano para ponerme a probar lo que era eso de, “combinar canciones”, sin siquiera saber que existía todo un arte relacionado a ello.

Fue muy natural la manera en que me inicié dentro de la música electrónica porque en la década de 2000, el Trance tenía mucha influencia sobre algunos artistas Pop que sonaban en ese entonces. Por ejemplo, para mí era tan poderosa la manera en que Above & Beyond hizo este remix, que incluso superó a la canción de Madonna a tal grado que se convirtió en la manera de comercializar el tema en todos lados.

Aunque el crédito a Above & Beyond no venía inmediato en el título de esta canción, también por un tema de que es muy largo/cansado para los ojos tener que estar diciendo, “Madonna- What It Feels Like For a Girl (Above & Beyond Remix)”, tampoco se preocupaba mucho el mundo por darle el crédito suficiente a los artistas. No es un tema de menosprecio, pero contra Madonna, “nada podría ser más importante”. Y tampoco es que piensen mal de esta cantante, porque ella ha sido de las que más ha impulsado el mundo de la música electrónica de manera no directa. Es decir, desde siempre ha incluido colaboraciones con DJs en sus producciones y le fascina llevar a sus amigos a las giras, como ha sido el caso de Paul Oakenfold.

Casos como el de Above & Beyond me hacen recordar una época muy bonita en mi vida. El descubrir todo un mundo de sonidos que no sabía que existían y querer consumirlos las 24 horas del día, es una de las sensaciones y motores por los que sigo aquí, hoy, en pleno 2017 escribiendo sobre música electrónica. Descubrí un elixir en mi vida que me ha acompañado en todo tipo de momentos.

La forma en que las texturas del Trance están construidas son muy únicas en comparación de muchos otros géneros de la electrónica. En ritmo y composición, podemos decir que es muy similar todo, una base de cuatro tiempos que es acompañada de sintetizadores, vocales y varios otros elementos que construyen al track. Para mí lo más impresionante que ofrece el Trance de 1990 y principio de los 2000, es la forma tan pasional en que fueron utilizados muchos de los bancos de sonidos que tenían los sintetizadores. Para mí cada track que fue producido en esa época literalmente me ponía en “trance” al escucharlos.

Un día que estaba con mi socio, Ckish, platicando sobre música electrónica, hablábamos de este track y cómo es uno de los que más refleja el estado del trance en su plenitud.

Hay algo en esta producción de Yahel que es inexplicable. No es que sea superior el track a muchos otros que hay en el mercado, yo nunca pienso que algo es mejor que otro, sólo que hay canciones que te hacen sentir cosas que otras no. Y justo esto es lo que me provoca el Trance, un estado tan lleno de euforia y armonía, que cualquiera pensaría que se está metiendo una sustancia ilegal para describirlo, pero no, la realidad es que sí te genera sensaciones muy placenteras.

Yo sé que para muchas otras personas cualquier género musical puede provocar esto, y claro que para mí hay canciones que también generan esto que ni siquiera son de música electrónica, pero hubo una oleada de productores que hicieron un increíble trabajo para hacer de este género algo tan único en su momento. Esta forma de producir el género hizo que fuera tan grande que era el plato fuerte de muchos de los festivales a nivel mundial como el legendario Trance Energy, Sensation, Mysteryland, Nature One, e incluso Tomorrowland en sus inicios aún privilegiaba este momento.

Conforme fue avanzando la década de los 2000, yo me fui desapegando del género por un tema también de edad. No es que me haya vuelto, “más maduro”, o que me haya hartado el género, sólo que también dentro de la función que tuvieron varios de estos festivales y artistas, fui conociendo otros mundos dentro de la música electrónica y eso me ayudó a descubrir música que me sigue provocando muchas endorfinas.

Hay muchas de las canciones del trance actual que la verdad no me interesan en lo más mínimo, no por déspota, ni por snob, sólo que hay cierto sentimentalismo que tengo hacia las canciones que salieron de 1990 hasta 2005, que me es muy difícil volver a encontrar algo que tenga tanto valor como lo que se hacía en esa época. Me encantaría volver a escuchar algo de Trance tan bueno como el que se hacía antes, si tienen alguna sugerencia, me encantará escucharla.

De lo último que se me hizo increíble pero ya tiene sus años, es esta canción:

Yo estoy seguro que el Trance volverá a tener un apogeo tan grande como el que llegó a tener, sólo que no veo que sea pronto ese momento mientras se sigue reconfigurando el tejido general de la música electrónica en mira hacia 2020.

Estoy en:

Twitter: @trinodj

Facebook: @trinodj 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s