No son los números, es la música

Todos los días pasan decenas de nuevos DJs ante mis ojos en las redes sociales, bueno, les dejo el tema de que sean DJs porque tengo que dar el beneficio de la duda, uno nunca sabe cuál de todos esos el día de mañana sea el siguiente gran artista. Uno no puede cerrarse, pero también es fácil revisar la información que se tiene a la mano.

Una gran cantidad de jóvenes tiene acceso a las redes sociales de manera regular y poder crecer tu proyecto en las mismas, no es tan caro como parece, e incluso ni siquiera se necesita de dinero para hacerlo. Basta que tu cerebro absorba lo suficiente la manera en que funcionan los memes y posts exitosos de otros artistas para que repliques esa estrategia en tus redes y tengas una, “posición codiciada”, ante los ojos de tus amigos, porque el mercado, lo que es la verdadera escena global, muchas veces no da un sólo centavo por quién se es en Facebook o los bots de Instagram.

El grupo sueco, ABBA, que comenzó su carrera en 1972 (NI HABÍA INTERNET EN ESE AÑO), logró una gran cantidad de éxitos a nivel mundial gracias al esfuerzo que se hacía tanto del grupo como de las disqueras involucradas. La promoción en radio, televisión, prensa escrita, hizo que la música de estos jóvenes estuviera en TODOS lados. O, ¿apoco nunca has escuchado esta canción?

Tiene 182 millones de reproducciones en YouTube y 95 millones de plays en Spotify. El Facebook que tienen es de 6 millones de fans, ¡Se retiraron en 1982! Y estamos hablando que esto fue hace 35 años. ¿Qué los sigue haciendo tan grandes hoy en día? Si bien seguro dentro de la disquera siguen habiendo juntas de, “Deberíamos lanzar otro compilado de canciones de ABBA”, o un área que se dedica a seguir vendiendo las canciones de estos chicos para películas, programas de televisión, reapariciones en público, entre tantas otras cosas, sólo bastó para que esta y otras de sus canciones, penetraran en el gusto de las personas.

Seguro dirán, “Trino, estás loco, ellos obvio hoy pueden darse ese lujo”, pero el menos de los lujos que tuvieron, fue no poder hacer por ellos mismos su plataforma para que la gente los escuchara. Es decir, ¿saben el esfuerzo que les tomó a ellos y cientos de otras bandas en el mundo hacer que alguien creyera en ellos para lograr ser famosos? Una gran cantidad de castings, rogarle a los productores que los escucharan, a los dueños de las disqueras, rogarle a la radio, a la televisión. ¡Cansadísimo! Y hoy, todos tenemos todo a la mano para hacer enormes proyectos. ¿Qué te frena de no hacer que tu música la descubran cientos de personas? Culpar a la gente allá afuera.

“No aprecian mi producto”, “no hay apoyo a lo nacional”, “es que nadie nos ayuda a salir adelante”, pero mientras tanto existen al menos cinco plataformas para promover tu música sea como sea que lo hagas. Subir videos a Facebook, subir tu propia música a Spotify, subir tu contenido a Soundcloud, hacer cosas en Instagram, tener un sitio web (hay cientos de lugares para hacerlo gratis), y aún así, la queja de, “no hay oportunidades”, sigue existiendo. ¿Es un tema de oportunidades o de no conectar?

Hagan este ejercicio, ¿cuántos amigos tienen en Facebook? Ya que vean el número, sepan que de todos esos seguro hay 10 a los que les puede interesar su música y qué mejor propaganda que la que es de boca en boca, porque cuando una recomendación, sobre todo de música, viene de parte de una persona REAL que te está diciendo de su propia boca que ese track está buenísimo, vas a hacerle caso. Qué mejor influencia que la de un amigo sobre todo amigo, cuando son cosas buenas. Esto podría desencadenar en que el día de mañana el amigo de otro amigo diga, “hey, esto está muy bueno, debería darle un espacio en mi club”, y de ahí comienzas a escalar más.

Rogarle a los gerentes de los clubes que tu música es buenísima, no les puede importar menos. Estas personas no están ahí para darte un voto como si fuera The X Factor, ellos están para operar un centro de consumo y como tal, la misión es hacer que el lugar corra sin problemas. Lamentablemente aún son muy pocos los lugares que ponen un gran respeto sobre los DJs en cuanto a la hora de hacer su música, pero hey, no te sientas mal, mientras tú sigas haciendo lo que más te gusta, con pasión y dedicación, la gente misma comenzará a pedir que se te de un espacio. “¿Dónde puedo ir a verte en vivo? ¿Por qué no vienes a mi Ciudad a tocar un día?”, y mientras más incremente ese tipo de comentarios, DE PERSONAS REALES, verás muy pronto un camino de éxito.

¿Importa mucho los números del Social Media de un artista? Sí y no. Si eres David Guetta con 40 millones de seguidores y mañana pone un tuit que dice, “hoy concierto gratis en el Zócalo, yo invito”, les aseguro que sí hay más de 20 mil mexicanos que lo siguen y se enterarán del mensaje. Tener 100 mil seguidores que construiste con base a memes e impresionar con shows que no son 100% auténticos, y el día de mañana convocar, y que sólo lleguen 15 personas, deja mucho que desear.

Dirán, “oye Trino, pero las marcas se fijan en los números”, las marcas no son un ente superior o aparte de la humanidad. Son empresas que se han hecho de mucho dinero POR HACER UN PRODUCTO, y si quieren que un artista se relacione con su PRODUCTO, lo que quieren es que gracias a la mancuerna que se pueda hacer, SE VENDA MÁS PRODUCTO. Si tus bots y fans de memes tienen la posibilidad de hacer que eso ocurra, avísenme de una vez para que de inmediato infle mis redes.

Estoy en:

Twitter: @trinodj

Facebook: @trinodj 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s