El adiós a Sensation

Sensation era para mí lo que seguro para muchos hoy en día es Tomorrowland. Me toca las fibras más sensibles porque es uno de los eventos que más me jaló a la música electrónica cuando yo tenía 11 años de edad. De manera accidental terminé en uno de sus videos a través de Napster o Kazaa, y desde ahí quedé hipnotizado y me cuestioné el porqué no existían eventos de este tipo en mi país.

La magia que transmite este evento donde miles de personas van vestidas de blancas es única. No es el color de la ropa, es toda la experiencia que ofrece el estar en un estadio donde aunque el DJ sí sea el centro de la fiesta, era en sí la teatralidad del todo lo que hacía que fuera una gloria audiovisual. Los que han tenido oportunidad de pisar uno de estos shows en cualquiera de sus ediciones por el mundo, podrán estar de acuerdo conmigo que es un momento donde las arenas y estadios se convierten en una fiesta muy grande, no sólo un show más de un DJ que se está presentando en una ciudad.

Sensation para mí ha sido el primer espectáculo que captó mi atención por completo desde que seguía siendo un puberto. Pasó a ser un lugar donde cada vez que salía su famoso, “after movie”, porque no se le conocía así como tal, yo corría a buscar a los DJs que aparecían en ese video para conocer más de su MÚSICA. No importaba sus vidas de rockstar porque no estaban exhibidas en estos videos, lo que más recalcaban siempre era la experiencia y la música, donde el honor de presentarse en el escenario no era sólo para el artista en turno sino también para la gente, para la producción, para el concepto mismo. Llegar ahí era lo mejor que te podía pasar como DJ tanto de trance, que era el género que más predominó en esos escenarios, como de techno o hardstyle.

Sensation me hizo conocer a mis primeros héroes. Quien me conoce o ha visto en mi canal de YouTube, sabe que el DJ por el cual sé mezclar es Johan Gielen, y él participó en algunas ediciones de este evento en la ciudad nodriza que es Ámsterdam. La magia que transmite este video es increíble:

Ahí conocí también a Chris Liebing, que hasta la fecha me sigue encantando lo que hace dentro del mundo del techno y el house. Porque cabe destacar que antes existía una edición que era completamente de negro donde DJs de techno, house y de hardstyle se presentaban para hacer una fiesta mucho más pesada de la que existía en la blanca. Si quieren leer más sobre una breve explicación de por qué el Sensation es de blanco, lo pueden leer en mi artículo de THUMP.

1601336_10153694261280156_569854377_n

 Obvio se podrán imaginar mi emoción de conocer a Chris Liebing por primera vez en la vida, casi 15 años después de haberlo visto en video. Platicamos re bien en Playa del Carmen en el marco del BPM Festival.

La teatralidad que ofrecía el Sensation es única y de hecho marcó la pauta para muchos de los eventos de la misma promotora que es ID&T, la madre de Mysteryland, Trance Energy, Thunderdome y por supuesto: Tomorrowland. Aquí eran los primeros experimentos sensoriales y afuera eran las pruebas de campo. Nos llevaron por un viaje acuático, religioso, espacial, a la antigua roma, al mundo de ensueño (¿dónde hemos visto esto?), a la fuente de luz, al sentido de la vida y al circo. Ha sido un recorrido increíble y digno de compartir con mis nietos.

Todas y cada una de las fotografías que vi de Sensation, en su mayoría son de la autoría de Rutger Geerling, uno de los mejores fotógrafos de música electrónica a nivel mundial y que ha marcado la pauta para lo que otros hacen o retratan. Recuerdo que cuando yo tenía 17 años de edad, necesitaba imprimir unos trabajos para la escuela y de manera ingenua, lo contacté para ver si él me podía autorizar su uso, a lo cual me respondió, “claro que sí, dime si necesitas algo en mayor calidad”. Esa humildad es algo que lo ha caracterizado hasta la fecha donde hoy me lo he encontrado en persona y me ha dado mucho gusto. Son personas como él las que trabajaban en toda la producción de Sensation: humildes, apasionadas por su trabajo y llenas de creatividad en los ojos.

captura-de-pantalla-2017-02-15-a-las-16-26-55

Siempre recordaré la primera vez que vi a Armin van Buuren, que coincidió con ser la primera vez que venía a México, esto en 2005. Mi emoción era más grande por saber que él era uno de los afortunados de tener oportunidad de tocar ya en Sensation ese mismo año, justo en la temática de los cyborgs. Este coletazo de experiencia que hacía el evento de Sensation es único, por ahora no lo he vuelto a vivir y si sí, ha sido en shows muy específicos, no tan grandes.

Descansará en paz un proyecto que marcó a varias generaciones. No me imagino regresar a Ámsterdam y que la gente ya no te pregunte si irás al Sensation. Era como una fiesta más dentro de la cultura de su país. Ya no verla más por ahí será algo difícil de reemplazar. Estoy seguro que esto será el comienzo de una nueva etapa muy ilustrativa para las generaciones venideras.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s